Refrescos: el enemigo

Buenas mis valientes! Hoy os voy a contar uno de mis puntos débiles. Quizá este es el mayor de todos 😪. Soy adicta a los refrescos. Aunque bebo muchísima agua, mi consumo de este tipo de bebidas es demasiado alto.

Cierto es que, desde que comencé este camino, empecé a tomar refrescos “zero”. Aún así, tengo que decir que este tipo de bebida sigue siendo perjudicial. Lo que hay que hacer es tomarlos en ocasiones especiales. En breve está aquí la primavera. Una época en la que se sale, se disfruta del solecito y lo que apetece es sentarte en una terracita a tomar algo. Esto no lo podemos hacer todos los días, pero sí que nos lo podemos permitir una vez a la semana por ejemplo. Eso sí, mis valientes, cuidado con la comida. De esto ya hablaremos otro día 😉.

Antes de nada hablemos de las bebidas azucaradas. Provocan efectos muy negativos. La caries, dificultades, obesidad, osteoporosis o diabetes son algunas de los problemas que nos podemos encontrar al consumir refrescos con azúcar. Nosotros, al estar inmersos en una dieta, no tomamos este tipo de bebidas. Aún así, quería que supieseis lo nocivo que es consumirlos.

Y después de poneros mal cuerpo a todos los que los bebéis, os voy a comentar qué pasa cuándo dejas de tomarlos 😋. La sensación de energía va a aumentar, podremos bajar de peso (que es uno de nuestros objetivos) con más facilidad, la sensación de ansiedad por hambre disminuirá y, para mí el más importante, tu piel lucirá mucho mejor 😍.

Las grandes marcas de este tipo de bebidas han comprobado que cada vez más personas nos estamos sumando a practicar una vida más saludable. Por ello, han lanzado sus mismas bebidas pero en formato “zero” o “ligth”. Pero, ¿esto quiere decir que podamos tomarlos continuamente?. La respuesta es clara: NO 😫. Es evidente que tienen menos calorías, pero debemos tener cuidado con los edulcorantes que tienen. Éstos son artificiales y elevan el riesgo de padecer toda clase de enfermedades metabólicas. Además, provocan efectos negativos con respecto a la obesidad y a la diabetes (al igual que el azúcar).

Hemos comprobado que apostar por este tipo de refrescos, como sustituto de los azucarados para un consumo habitual, no tiene ninguna ventaja 🤐. Por ello, debemos moderar “muy mucho” el consumo de las bebidas “zero” o “ligth” y dejarlas para ocasiones muy especiales 🥤.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Inma Rubio

    Genial el artículo como siempre!! Yo tengo que decir que esta dieta que he empezado con un nutricionista me da carta libre a los refrescos si son zero, la verdad es que estoy flipando porque estoy enganchada al coca cola, pero me dice que lo tome con toda libertad…. Yo es lo que estoy haciendo a ver en el momento que me pese si es así o no….

    1. Gracias!!!! La verdad es que hay nutricionistas que dan carta blanca y otros no. También depende del caso. Yo no puedo tomar muchos refrescos porque me hincho demasiado. Y estoy enganchada a la coca cola jiji. Pero ahora la tomo menos, aunque esta semana me he pasado un poco 🙄

Deja una respuesta