Mi cuarentena y yo

Categoria:

Buenas noches valientes!!!

En estos complicados momentos, el llevar una vida saludable es mucho más que difícil. Todo el día en casa, sabiendo que mañana no vas a poder salir, parece que no, pero es agotador. Yo me desespero. Hoy he bajado a comprar el pan y he tenido una sensación muy extraña. Había muy poca gente en la calle, y los que estaban te miraban con recelo. Mi percepción es que la población está asustada, y yo no pensaba que llegaríamos a esos términos.

Lo que está claro es que nadie está preparado para un encierro de estas características, ni física ni mentalmente. El Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid lanzó el lunes pasado unos consejos para sobrellevar este momento. Se pueden resumir en tres, que son los que hemos oído una y otra vez: “Tener pensamientos positivos”, “Trasladar sentimientos de amabilidad y afecto” y “Planificar actividades para que nuestro día a día sea razonable y sensato”. Pues bien, ¿alguien puede llevar a la práctica todo esto sin desesperarse?. Yo no.

Los pensamientos positivos se pueden trabajar, pero es que ya cuesta hacerlo cuando no estamos en ninguna situación especial y estresante. Intento tener positividad, pero, si os soy sincera, creo que, de momento no lo estoy consiguiendo. Por otro lado hablan de amabilidad y afecto. En mi vida normal soy amable y afectuosa, pero ahora estoy más estresada e irascible, y eso que no me he peleado con mi marido todavía. Y sobre planificar actividades, pues es que no me concentro. Mi día a día, antes de todo esto, era estudiar mi oposición, hacer el blog, dieta y salir a la calle. Hoy, no me concentro y me cuesta bastante organizarme.

Sin embargo, y a pesar de todo lo que os he contado, he tomado la decisión de poner de mi parte para que esta situación sea lo más llevadera posible. Primero, me he mentalizado de que el estado de alarma va a durar más tiempo del previsto. Interiorizar esta premisa es muy importante, porque significa que nos concienciamos de que nuestro día a día va a cambiar de manera drástica.

No estamos de vacaciones. Parece que esto, que es muy simple de comprender, no lo entiende mucha gente. Hay que quedarse en casa. Si nos saltamos esto, el estado de alarma se va a prolongar mucho más de lo necesario, lo que implica que no volveremos a la vida normal en bastante tiempo. Nadie quiere eso, estoy segura.

Muy importante es tener una rutina. Ya os he comentado que me cuesta mucho concentrarme, pero tengo que ponerme a ello. Los que estáis en casa con el teletrabajo tenéis más fácil este punto. Los que, por desgracia, no tienen que trabajar lo tienen más complicado. Se puede aprovechar para hacer ese curso que siempre has querido hacer. Veo una oportunidad para seguir formándote. Hay cursos gratuitos, que no sirven para los currículums, pero que te dan conocimientos. En mi opinión, debemos crear rutina de trabajo. Se está diciendo que leamos libros, veamos series… Es también importante, pero no sólo hay que dedicar tiempo al ocio. Si tenemos demasiado ocio, corremos el riesgo de que todo esto nos parezcan unas vacaciones.

Algo vital en esta cuarentena es la higiene. Tenemos que extremar las medidas en este aspecto. Recordemos que, aunque no salgamos, puede que haya otro miembro de la familia que tenga que hacerlo. Es necesario que, tanto el que salga como el que se quede, sea muy meticuloso a la hora de llevar a cabo esta disciplina. Es muy importante lavarnos muy bien las manos con agua y jabón, cada vez que venimos de la calle, cada vez que vamos a cocinar o cada vez que vamos al baño. Parece algo obvio que deberíamos hacer siempre, pero en estas circunstancias no está de más recordarlo.

La hidratación es muy importante para combatir cualquier virus. Por ello, el consumo de agua es fundamental en estos momentos. Hay estudios que demuestran que cuando pasamos más tiempo en casa menos agua bebemos. Si no salimos lo que hacemos es, por aburrimiento, mirar una y otra vez la nevera. Seguramente al hacer esto no beberemos agua, sino que tomaremos zumos o refrescos. Para que nos hidratemos bien necesitamos beber agua.

Pues hoy he decidido ponerme manos a la obra y poner en práctica lo que os he contado. Incluso he añadido a esto hacer ejercicio. He puesto un vídeo en la televisión y, aunque mi salón es muy pequeño, me he lanzado a ello. Os animo a todos a que toméis conciencia de que tenemos que estar en casa algún tiempo. No podemos dejar que todo esto nos afecte demasiado. Recordad que la mente hay que cuidarla también y que, con esta cuarentena, lo más perjudicado es nuestro psique.

Algún día podremos contar a nuestros nietos que nosotros vencimos al coronavirus. Cada uno de nosotros le está dando un puñetazo al quedarnos en casa. Golpe a golpe lo noquearemos y ganaremos el combate. Sentíos orgullosos porque estamos librando una batalla histórica. Nosotros tenemos la llave para ganar. Gracias por vuestro esfuerzo.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Rebecaml

    Bueno, mi cuarentena ha terminado hace un par de días y al principio también fue confuso para mi, pero poco a poco voy retomando mis actividades porque tampoco se puede vivir con miedo, tomo mis precauciones y bueno hay que darle tiempo al tiempo para superar el trance.

  2. Paula Alittlepieceofme

    No hace tanto que hemos recuperado cierta normalidad que leo tu experiencia en la cuarentena y se me hace muy lejana. Pero temo que haya que retomarla tarde o temprano, ya que en China vuelven con ello…bss!

Deja una respuesta