La siesta en la vida saludable

Buenas!!! ¿Qué tal ese regreso a la vida cotidiana? El verano es una bendición. Es una estación para descansar y disfrutar. En verano tenemos horarios diferentes. Nuestra vida cambia totalmente. 😎

Una de las cosas de las que más he disfrutado es de las siestas 😴. Es verdad que para mí, incluso en la vida cotidiana, es muy importante dormir un ratito a medio día. Significa tomarme un respiro que me ayuda a coger fuerzas para el resto de la jornada ✌. No siempre puedo hacerlo, pero es un hábito que he adquirido con los años.

Beneficios y desventajas

Todo esto me ha llevado a plantearme si la siesta es saludable o no 🤔. Hoy en día los especialistas determinan que esta práctica es saludable pero, como todo, en su justa medida. No hay que dormir más de 30 minutos, lo cual me cuesta limitar, porque una vez que empiezo a dormir es difícil que me despierte a la media hora.

La siesta nos sirve para mejorar el estado de alerta e incrementar la capacidad de concentración para el resto del día. Dentro de sus beneficios se encuentra el prevenir el agobio, el estrés y la presión. Además, favorece la memoria y los mecanismos de aprendizaje 👍.

Sin embargo, dormir la siesta no es para todos 😒. Si ya tienes problemas de insomnio, o mala calidad del sueño, no debes acostarte a medio día. Las siestas largas o frecuentes pueden interferir en el sueño.

Has de tener en cuenta que si sientes necesidad de dormir siesta, cuando nunca lo has hecho, puede existir de fondo algo que esté afectando a tu sueño nocturno. Como siempre digo, ve al médico en estos casos.

¿Cuál es la mejor forma de dormir la siesta?

Para aprovechar al máximo la siesta, sigue estos consejos 👇:

  • Siestas cortas. Que su duración no sea mayor de 30 minutos. Cuanto más tiempo duermas la siesta, más probable es que te sientas “grogui” después.
  • Duerme la siesta a primera hora de la tarde. Dormir después de las 3 de la tarde puede interferir con el sueño nocturno. Los factores individuales, como tu necesidad de dormir, tus horarios de sueño, tu edad y el uso de medicamentos, también pueden ser importantes para determinar la mejor hora del día para dormir la siesta.
  • Crea un ambiente de descanso. Duerme en un lugar tranquilo y oscuro, con una temperatura ambiente cómoda y pocas distracciones.

Después de la siesta, date tiempo para despertarte antes de reanudar las actividades, en especial aquellas que requieren una respuesta rápida o aguda.

Si dormimos la siesta teniendo en cuenta estos consejos, ésta no afectará a nuestra digestión. Por tanto, la siesta puede llegar a ser algo saludable si tenemos en cuenta las limitaciones que debemos seguir. Yo seguiré “siesteando” lo que pueda, pero con cuidado 💖.

Esta entrada tiene 9 comentarios

  1. FEÉRICA

    Ojalá consiguiera dormirme la siesta, pero soy incapaz. Me encantan las recomendaciones igualmente.

  2. sandrusky valencia

    Interesante, me encanta dormir la siesta, sobretodo cuando me tengo que levantar a las 5 de la mañana jajaja, intento sean cortas salvo tenga que madrugar mucho y duerma poco, me sienta de lujo, aunque es verdad que no siemrpe puedo hacerlo y me adapto.

  3. ¡Hola!
    Me ha parecido un post muy interesante. Yo soy fiel defensora de la siesta y la verdad es que sigo todos los consejos que nos das (o procuro seguirlos). El que más me ha sorprendido es el de la hora de la siesta. Quiero decir a primera hora de la tarde sí, pero (si no he entendido mal) antes de las tres, es complicadísimo. Me lo pienso.
    Un saludo!
    ELEB

  4. Raquel

    15 minutillos de siesta y se recargan las pilas para continuar el resto del día con mucha energía

  5. Rosa M

    ¡Hola! Te oigo hablar de siesta y se me saltan las lagrimas. Desde que soy madre las siestas se acabaron para mí. Yo era de las que disfrutaba mucho echando la siesta ya que me gusta madrugar. El caso es que durante mucho tiempo no he podido disfrutar de ellas y las echo de menos porque me ayudaban a desconectar. Poco a poco y muy de vez en cuando he ido recuperando el hábito, aunque siempre ratitos cortos, no más de una hora. Si me excedo en el tiempo acabo con dolor de cabeza. Un abrazo.

  6. Rebecaml

    Hay días en que me apetece una siesta después del almuerzo, trato que se como dices 30 minutos para luego seguir con mis actividades, siento que me ayuda, es algo que puse en práctica esta cuarentena, gracias por los consejos, no sabía que según la hora en que lo haga podía afectar el descanso nocturno.

  7. Hola🙋🏻
    Yo le llamó mis 5 minutos de descanso, que son sin duda los que mas descanso me dan para el transcurso del día, una vez que tienes una agenda saturada esos cinco minutos se vuelven un tesoro ya quebsin duda es recargar las pilas, cuando no se hace traemos caras de zombie y lo peor es que nuestra memoria empieza a estar desordenada y es por eso que décimos donde estan las llaves, cerre bien la llave🤔 hice esto u el otro 🤷🏻‍♀️ sin duda debería ser primordial la siesta del descanso de medio día.👍

  8. Reina Cor

    Buenas tardes, te comento que aunque durante el día a veces me sienta un poco cansada por las actividades cotidianas, evitó las siestas porque temo interfiera con la calidad de mi sueño por la noche.

    Aunque debo confesar que contradictoriamente a mis temores, cuando las he tomado, no se altero durante esas ocasiones mi sueño nocturno. Que de volverse liviano, se interrumpe con facilidad ante cualquier pequeño ruido, etcétera. Como seguramente le ocurre a muchos.

  9. Paula Alittlepieceofme

    Me gustaría encontrar a alguien que le sirvan 30 minutos de siesta para descansar jajaja. Es verdad que si te pasas de tiempo al final en vez de sentirte fresco es peor el remedio que la enfermedad, bss!

Deja una respuesta