Dietas milagro: NUNCA

Categoria:

¿Qué tal mis valientes?. Hace unos días me estuvieron hablando de dietas para perder peso rápidamente 🙄. Ya os comenté que, si queremos tener éxito en este camino, debemos tener paciencia. No hay que pensar en que adelgazar rápido es lo mejor que nos puede pasar. Todo lo contrario.

Las llamadas “dietas milagro” sirven para que creamos que perderemos peso rápidamente y casi sin esfuerzo. Éstas tienen un gran desequilibrio en sus nutrientes y restringen la energía que ingerimos. En definitiva, desventajas para nuestra salud 😒. Se clasifican esencialmente en cuatro tipos: las ricas en proteínas, las ricas en hidratos de carbono, las ricas en grasa y las disociadas.

Este tipo de dietas tienen características similares que nos ayudarán a reconocerlas. Algunas de ellas son 👇:

– Son dietas exageradamente bajas en calorías que provocan una rápida bajada de peso.

– Los kilos que desaparecen rápido regresan con la misma celeridad en cuanto dejamos la dieta. Todas tienen efecto rebote.

– Suelen presentarse con promesas atractivas, como perder peso sin esfuerzo, o sin pasar hambre, o en un tiempo récord.

– En muchas ocasiones afirman ser seguras y no causar riesgos a la salud.

– Suelen estar prescritas por personas sin conocimientos en el campo de la nutrición, por lo que los fundamentos en los que se basan son muy cuestionables.

– En muchos casos para su publicidad y para aumentar su veracidad, utilizan la imagen de un personaje famoso.

– No suelen acompañarse de otras recomendaciones sobre el estilo de vida, como incrementar el ejercicio físico.

La mayoría de estas dietas provocarán en un futuro el “efecto rebote” del que ya hablamos. Pero esto no es lo único perjudicial. Algunos efectos negativos que pueden conllevar estas dietas son: tener mareos o debilidad generalizada de manera continua, disminución en la concentración y la atención, estreñimiento o déficit de nutrientes necesarios para nuestro organismo 🤢.

Por si todo esto fuera poco, hay que añadir que no están avaladas por la ciencia, es más, los médicos no son partidarios de ellas. Se asegura que estas dietas son creadas por quienes buscan una forma rápida y fácil de perder peso. Pero, hay que recordar que esto es un camino largo. Quien quiere perder peso no busca recuperarlo de una manera rápida. Lo que queremos es adelgazar sin recuperar lo perdido, además de llevar una vida saludable 😍.

Las alteraciones que provocan no tienen por qué producirse a corto plazo, por lo que hay que tener cuidado porque el efecto negativo puede aparecer una vez la hayas terminado.

Os voy a comentar algunas de estas alteraciones que se consideran más comunes 👇:

– Si te prometen adelgazar con poco esfuerzo y rápido, lo que están haciendo es crearte una expectativas que no se van a cumplir realmente. Estas expectativas se pueden convertir en sentimiento de culpa o pérdida de esperanza en que alguna vez podamos controlar nuestro peso.

– Aumentan el riesgo de padecer depresión, obsesión por los alimentos que no podemos comer y trastornos de la conducta alimentaria.

– Con ellas aprendemos hábitos alimentarios inadecuados, lo que se transforma en que nuestro estilo de vida no nos acompañe. Cuando la dieta se abandona, o bien porque consideras que no te hace efecto, o porque ya has perdido el peso que querías, volvemos a los hábitos que teníamos anteriormente y que nos llevaron a engordar.

En definitiva, no podemos arriesgar nuestra salud por no querer tener paciencia ante un objetivo como el nuestro, que debe ser tomado a largo plazo. Miremos por nuestra salud más que por adelgazar rápidamente. Si hacemos las cosas bien no tendremos ningún efecto secundario y nos irá todo mejor 😘.

Esta entrada tiene 5 comentarios

  1. Tinta en las olas

    Hola, estoy totalmente de acuerdo y mas porque lo he vivido con una amiga, adelgazar si que adelgazó, pero su humor cambió, y cuando dejo la dieta fue coger en poco tiempo mucho mas peso del que tenía. Por eso hay que tener mucho cuidado y siempre guiados por un especialista. Gracias por compartir está muy bien que esto se sepa. Besos.

  2. Rebecaml

    Yo no creo en esas dietas milagrosas,ponen en riesgo la salud de quien las sigue, choca dejar de comer de un momento a otro o cambiar de golpe tu alimentación y como mencionas líneas arriba tienen un efecto rebote, lo mejor es combinar ejercicio y buena alimentación si lo que se busca es perder peso.

  3. Isabel

    Hola. Yo tampoco creo en las dietas milagrosas, los kilos vuelven rápido y más kilos. Desde luego que no podemos arriesgar nuestra salud por querer pedir unos kilos de forma correcta. Estupenda entrada, das mucha información. Besos.

  4. Reina Cor

    Hola: Ciertamente son reales los peligros de las dietas y también los posibles perjuicios consecuentes sino escogemos a un profesional de la salud acreditado para asistirnos.

    Últimamente el ayuno intermitente se ha vuelto muy popular, para bajar de peso y mejorar la salud, “dicen”. Para quien no lo conoce consiste básicamente en ciclos entre períodos en los que se come y períodos en donde se ayuna. En Play store me topé hace poco con una app referente.

    De mi parte prefiero consultar siempre exclusivamente con un nutricionista matriculado.

  5. lorenapadillaruiz92

    Cierto es que nos debilitan ese tipo de dietas… sin control ninguno y casi dejando de comer, o dejando de comer ciertos nutrientes porque sí, con lo que ello conlleva después en fatiga, cansancio, falta de concentración y otros desequilibrios. Hay que ser constantes e ir poquito a poco… pasitos pequeños pero duraderos.

Deja una respuesta