6 propósitos saludables para 2021

Categoria:

Ainsss que ya no queda nada para de terminar el maldito 2020. Todos los años decimos lo mismo, que si el año que viene será mejor, que si vamos a hacer cosas distintas, que si… bla, bla, bla.

Recuerda que el año cambia, pero el esfuerzo porque sea mejor lo haces tú.

En líneas generales, 2021 tiene que ser mejor que este año sí o sí. Eso es evidente. 2020 será recordado como el año del covid (igual que lo fue 1920 con la gripe española). En el año que entra venceremos a la pandemia y podremos ir regresando, poco a poco, a nuestra vida anterior.

Pero, ¿y tú? Personalmente, ¿cómo quieres que sea tu 2021? Hemos hablado del contexto, pero me quiero centrar en ti. ¿Has pensado lo que quieres cambiar?, ¿has hecho algún balance? Esta es la época en la que se hace un “examen de conciencia” y nos proponemos cambiar. (A ver, que yo sigo pensando que puedes plantearte tus cambios en cualquier época del año).

Mi 2020 no ha sido el mejor año, pero tampoco el peor. Estoy consiguiendo un cambio en mi estilo de vida. Mi salud ha mejorado y eso hace que este año haya sido exitoso para mí en esta parcela. En otras cuestiones, como trabajo, estudios… ha sido un año para olvidar. Pero me niego a centrarme en lo negativo.

Sin embargo, siempre hay cosas que se pueden mejorar. Por ello te voy a contar mis propósitos saludables para 2021 (además te revelaré alguno más que no tienen nada que ver con la salud, pero así de estrangis).

Propósitos saludables

Hacer más ejercicio.

Puede sonar a topicazo, pero es mi asignatura pendiente. Con la pandemia, el poco ejercicio que hacía lo he dejado aparcado. Es verdad que me he aficionado al yoga, pero, mínimo, tengo que salir a caminar.

No importa la edad que tengas, el deporte es esencial para una vida saludable. Al menos 30 minutos al día te ayudarán bastante.

Controlar mi estrés y ansiedad

Esto es algo fundamental. Soy una persona bastante nerviosa. Mi cabeza es una olla express y, a veces, estalla. Imagina cuando esto pasa… Es horrible. Tengo que aprender a manejar mejor el estrés y la ansiedad, y mira que lo intento a diario, pero he de seguir en mi empeño.

Organizar mejor tu tiempo, delegar, respetar los momentos de descansos que son tan necesarios, dedicarte más tiempo a ti… son herramientas que podemos tomar para llevar a cabo este propósito.

Seguir comiendo de manera saludable.

Tengo que continuar en el camino que empecé . El otro día en mis redes (te dejo aquí para que me sigas, si aún no lo haces: instagram, facebook y pinterest) publiqué un post en el que le daba normalidad a “salirse de la dieta”. Hay que aprender a vivir de manera saludable, lo que no quiere decir que un día te apetezca comida basura, chuches o lo que sea. No hay que sentirse culpable en ese momento, disfrútalo y, cuando pase, vuelve a tu camino.

En este aspecto estoy bastante contenta y porque ya no tengo obesidad. He pasado al sobrepeso perdiendo 15 kilos desde enero. Yo voy lenta pero segura.

Pasar menos tiempo con el móvil.

Y es que se ha convertido en una extremidad más de mi cuerpo. Hace poco tuve un problema con la luz de mi casa. La instalación se me estropeó y estuve sin luz varias horas. Justo me coincidió con que el móvil tenía un 10% de batería. No sabes la angustia que me supuso. Pensé que no tenía nada para distraerme y me agobiaba el aburrimiento que pudiera tener. Cuando volvió la luz reflexioné sobre lo que había sentido. Es que no pensé en pasar un rato con mi madre sacando algún juego de mesa, como hacíamos antes.

Es increíble la adicción que tengo. Por eso decidí marcar unos límites: durante dos horas al día no tendré cerca el móvil. No sabes lo que me está costando…

Estudiar más

Aquí ya empiezo con mis propósitos no saludables. Sabes que estudio oposiciones. Últimamente tengo que reconocer que he estado más floja en este tema. Tengo que ser más constante. Cumplir la agenda que me he marcado es fundamental para ayudarme a conseguir este propósito.

Administrarme mejor

Soy sincera: administrarme económicamente se me da fatal. Existen herramientas para ayudarme. Hay aplicaciones que son muy fáciles de manejar. Sin embargo, soy de la vieja escuela: papel y bolígrafo. Hay infinidad de consejos para conseguir este propósito. Te invito a que me digas alguno.

Como verás, estos dos últimos objetivos no son estrictamente saludables. Pero sí que tienen que ver con ayudarme a seguir un camino saludable, ya que harán que me sienta mejor conmigo misma y eso es parte de la vida saludable.

¿Tienes propósitos para el nuevo año? Cuéntame porque ya sabes que me encanta leerte.

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Rebecaml

    Hola creo que a pesar de todo lo que hemos vivido uno no debe de dejar de hacer planes, estamos aquí y nos toca seguir adelante, por nuestras familias, por nosotros mismos, me parece que tus resoluciones son bastante reales y aterrizadas teniendo en cuenta que aún nos falta mucho que superar en esta pandemia y lo más lógico es que incluso cuando haya pasado no volveremos a lo mismo de antes pues fue justamente la manera desordenada en la que vivíamos la que nos llevo a este punto.

  2. Rosa M

    ¡Hola! Feliz año ante todo. Me parece que tus propósitos son estupendos porque abarcan prácticamente todas las cuestiones importantes para alcanzar nuestro bienestar y conservar la salud. Algunos de tus propósitos los comparto cómo hacer más ejercicio, controlar mi nivel de estrés y pasar menos tiempo conectada al móvil. He mejorado mucho en estas cuestiones, pero aún me queda camino por recorrer. Un abrazo

  3. Lala tur

    Feliz año guapísima!!
    Yo te confieso que tus propósitos son más o menos igual a los míos. Aunque bueno, mejor dicho son seguir cumpliéndolos ya que son cada año más o menos los mismos.
    No despistarme con la alimentación y el deporte e intentar llevar las cosas más o menos organizadas. De este modo automáticamente mi estrés se reduce jejej
    Qué tengas un gran año
    Besotes

  4. Mi meta, tu salud. Carolina

    ¡Hola!
    Yo confieso que no soy de hacerme propósitos, pero vamos después del año que hemos pasado, para el 2021 sin duda me aplicaré con lo de controlar el estrés y dejar un poco de lado el teléfono, que paradógicamente ha sido un año de mucho curro (demasiado).
    Por lo demás, mi único propósito que se repite cada año, aunque yo no lo catalogue como tal, es el vivir el día a día. Es por ello que no soy de hacer planes y simplemente voy sobre la marcha. Algunos dicen que es un modo despreocupado de vivir, y más ya con 38 años, pero sin duda a mí es el que me hace sentir bien, y al final, es lo que cuenta.
    Besotes y feliz año guapa

Deja una respuesta